Insights >Blog

Las dos caras del reconocimiento facial

Alejandra Rodriguez


September 6th, 2019

¿Qué significa para el mundo actual el hecho de que haya sistemas de autenticación biométrica ampliamente difundidos que pueden reconocer los rostros de las personas? Desde los filtros de Snapchat hasta los protocolos para transacciones, el reconocimiento facial es parte de la vida diaria de muchas personas. Esta tecnología está cambiando varias industrias, desde el retail hasta el sector de la salud. Sin embargo, tal como ocurre con cualquier tecnología disruptiva, el reconocimiento facial también presenta una serie de desafíos. Analicemos la repercusión de la adopción de esta tecnología.

La tecnología: oportunidades y desafíos

El Reconocimiento Facial es un software que utiliza datos biométricos para identificar los rostros de las personas a través de un análisis de sus características físicas particulares. Funciona con imágenes y videos, y busca puntos nodales y puntos de referencia en el rostro humano. Realiza un mapa de la distancia entre los rasgos principales del rostro, como la nariz, la boca, la mandíbula y los ojos, y esa información es luego transformada en una fórmula matemática que se compara a las existentes en una base de datos para poder así encontrar una que coincida.

Con el objetivo de mejorar su exactitud, algunos sistemas han aplicado el método conocido como Histograma de Gradientes Orientados (HOG, por sus siglas en inglés). Este sistema busca mejorar el proceso de identificación analizando cada píxel de una imagen y la manera en que este interactúa con los píxeles que lo rodean. Como resultado, el sistema puede descifrar la dirección de la luz. Esa dirección es representada con una flecha que se llama gradiente.

Sin los gradientes, sería muy difícil para el sistema de reconocimiento facial analizar dos imágenes de la misma persona completamente diferentes (en cuanto a iluminación) y concluir que, efectivamente, son la misma persona. Si quieres aprender más en detalle cómo funciona este proceso, chequea este artículo de Medium.

A pesar de que el reconocimiento facial es efectivo en muchos casos, esta tecnología aún está en desarrollo. Lo que la convierte en objeto de debate es el hecho de que, cuando es precisa, crea controversia, ya que el público en general está preocupado por quiénes tienen acceso a su información. La falta de precisión también genera polémica, porque puede llevar a que se den casos de discriminación o de identificación errónea de personas. Analicemos estos desafíos.

Rostros identificables: ¿ventaja o desventaja para la seguridad?

El reconocimiento facial está mejorando los protocolos de seguridad, vigilancia y orden público. Ya hay sistemas instalados en lugares públicos que son útiles para encontrar personas desaparecidas o para identificar sospechosos entre la multitud. En los Estados Unidos, por ejemplo, el sistema de reconocimiento facial ha ayudado a la policía a identificar y retener al sospechoso de un tiroteo en Annapolis, Maryland, que no quería cooperar. La policía dijo que hubiese sido difícil identificarlo sin la ayuda de la autenticación biométrica.

Sin embargo, las opiniones con respecto a los sistemas de vigilancia son divergentes. Las estadísticas muestran que el 45% de los estadounidenses creen que el gobierno no debería limitar el uso de los sistemas de reconocimiento facial, mientras que el 24% piensa lo contrario. Además, el 36% de los encuestados considera que el gobierno debería limitar estrictamente el uso de cámaras de vigilancia, mientras que el 29% está en desacuerdo.

Por otra parte, cada vez más aeropuertos implementan el sistema “Biometric Exit”, un tipo de autenticación biométrica para viajeros que le permite a la gente abordar el avión usando únicamente un sistema de reconocimiento facial. Este sistema permite ahorrar tiempo ya que elimina la necesidad de revisar los documentos de viaje de manera manual. También les ofrece a los viajeros una experiencia más confortable, y promete mejorar drásticamente el servicio y la velocidad de abordaje del avión, al mismo tiempo que refuerza los protocolos de seguridad.

Según una encuesta del Center of Data Innovation, el 54% de los encuestados coincide en que los aeropuertos deberían tener la libertad de usar reconocimiento facial por razones de seguridad.

Sin embargo, como mencionamos antes, esta tecnología aún mantiene un cierto porcentaje de error, y los rostros de las personas pueden ser erróneamente identificados, lo cual retrasa los procesos en los aeropuertos en vez de hacerlos más eficientes. Los usuarios, además, están preocupados por la exposición de sus datos personales, ya que pueden ser utilizados para otros fines. Según Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), ellos tienen permitido almacenar las fotos de los ciudadanos estadounidenses durante 12 horas, y durante 14 horas en el caso de los no ciudadanos. En el caso de las aerolíneas, se les requiere eliminar las imágenes de los viajeros de sus sistemas. Sin embargo, pueden almacenar las imágenes tomadas con otras cámaras, las cuales pueden ser usadas para identificar personas y usar su información para fines comerciales.

Ante este panorama, los recientemente electos senadores estadounidenses Brian Shatz y Roy Blunt presentaron la Ley de Privacidad contra Reconocimiento Facial con Fines Comerciales (Commercial Facial Recognition Privacy Act), la cual le prohíbe a las compañías usar información obtenida mediante reconocimiento facial sin el consentimiento explícito de los usuarios. “Nuestros rostros son nuestra identidad. Se trata de algo personal. Es responsabilidad de las compañías pedirle permiso a las personas antes de rastrear y analizar sus rostros”, dijo el senador Shatz. Esta ley es un recordatorio de que tenemos que usar la tecnología con responsabilidad, para así evitar prácticas que podrían ser perjudiciales para los usuarios.

El lado positivo: como el reconocimiento facial está cambiando varias industrias

La tecnología es siempre un medio, no un fin. Es por eso que los beneficios que trae consigo dependen en gran medida de por qué y cómo la usamos. Más allá del debate sobre el reconocimiento facial, ya podemos ver casos en los que su uso está ayudando a mejorar la calidad de vida de las personas.

En el sector de la salud, por ejemplo, esta tecnología tiene el potencial de mejorar significativamente la experiencia de los pacientes. Hace que el proceso de registrarse e identificarse sea más fácil y rápido, y permite evitar la duplicación de historiales médicos. A su vez, les permite a los médicos ofrecer un mejor cuidado y asegurar la seguridad de sus pacientes. El XD (Experience Design) Center of Excellence de Belatrix trabajó recientemente en un proyecto con un proveedor multinacional de servicios tecnológicos y soluciones de red para entender cómo la tecnología y el reconocimiento facial pueden ayudar a mejorar la experiencia de los pacientes en los hospitales de San Francisco.

Otro sector en el cual el reconocimiento facial promete tener un gran impacto es el retail. Esta tecnología puede revolucionar la manera en que la gente adquiere productos y servicios. Aunque existe un gran debate sobre cómo las compañías usan la información de los consumidores con fines comerciales, el reconocimiento facial, cuando es utilizado correctamente, puede ser el santo grial de las experiencias omnichannel.

Este video de Nucleus Vision muestra cómo el reconocimiento facial les permite a las compañías saber con anticipación las preferencias de sus consumidores para ofrecerles exactamente lo que necesitan. Esto acelera el proceso de compra y crea una experiencia más agradable. Otros usos del reconocimiento facial en el sector del retail están siendo implementados por Walmart, que está trabajando en un sistema para analizar las expresiones faciales de sus clientes para medir qué tan satisfechos están y qué áreas de la tienda les interesan más.

El sector bancario también está implementando este enfoque de “el cliente en primer lugar”. Cuando los clientes piensan en préstamos, transacciones bancarias y pago de cuentas, piensan en eficiencia y seguridad. El reconocimiento facial está eliminando la necesidad de hacer largas filas y recordar un PIN. De hecho, CaixaBank, un banco español, ha instalado sistemas de reconocimiento facial en 20 cajeros automáticos en Barcelona. El sistema puede reconocer 16 puntos de referencia del rostro del usuario, lo cual asegura un proceso de identificación correcto.

Asimismo, Seven Bank, un banco japonés, tiene en miras instalar sistemas de reconocimiento facial en cajeros automáticos no sólo para retirar dinero sino también para abrir cuentas bancarias 7-Eleven. El sistema funciona mediante un escaneo de la foto de identificación de la persona, la cual luego es comparada con sus rostros. Esto evita los inconvenientes del proceso tradicional que hay que seguir para abrir una cuenta, que suele involucrar la presentación muchos formularios y largas esperas.

No se trata de la tecnología, se trata de su uso: aprovechémosla al máximo

A pesar de que el reconocimiento facial pueda ser controversial, toda tecnología disruptiva a lo largo de la historia ha causado impacto, asombro y debate. Hoy en día, la autenticación biométrica está pasando por ese mismo proceso.

El reconocimiento facial y de voz, así como la detección de huellas dactilares, están cambiando cómo manejamos nuestras cuentas bancarias, cómo compramos productos y cómo interactuamos con la gente. Las compañías de vanguardia deberían enfocarse en su potencial para mejorar la calidad de vida de las personas en diferentes ámbitos y en las ventajas que puede traer para el mundo empresarial.

Share

Related posts

See also

Services

Software development

Software testing

Consultancy & innovation

User experience

Industries

Fintech

Media & entertainment

Healthcare

All industries

Insights

Blog

Whitepapers

Webinars

Videos

Why Belatrix?

International presence

Nearshore advantages

Project governance

Agile expertise

Flexible engagement models

Our talent development