Insights >Blog

Mujeres exitosas en tecnología: Silvana Gaia

Alex Robbio


January 23rd, 2018

La igualdad de género sigue siendo un problema importante en la industria de la tecnología. Recientemente, Nearshore Americas publicó un artículo que analiza el problema de género en el mercado de servicios nearshore, y encontró que aún está presente. Uno de los hallazgos más preocupantes del artículo fue la prevalencia de estereotipos sobre las mujeres que trabajan en tecnología.

Para ayudar a contrarrestar algunos de estos estereotipos y brindar más información sobre cómo es en realidad trabajar para una empresa de tecnología como Belatrix, esta semana publicaré una serie de conversaciones con mujeres que trabajan en Belatrix, en diferentes posiciones.

Espero que estos perfiles y conversaciones puedan aclarar un poco más cómo es la vida trabajando en una empresa de tecnología, y tal vez incluso inspiren a algunas mujeres jóvenes a emprender una carrera afín. En primer lugar, Silvana Gaia.

Successful women in tech: Silvana Gaia

Presentamos a Silvana Gaia, Consultora Técnica Senior

Silvana Gaia fue la novena desarrolladora en unirse a Belatrix cuando comenzamos la empresa. Durante su permanencia en Belatrix ha trabajado en numerosos puestos diferentes, adquiriendo nuevas habilidades y puntos de vista a medida que apoyaba a la empresa en diferentes áreas, desde ser desarrolladora, asistente de calidad, líder de proyecto, gerente de cuenta, consultora técnica hasta directora de producción. En el 2008 decidió dejar Belatrix y trabajar como desarrolladora independiente de software y analista de sistemas, y también adquirió más experiencia en una empresa de desarrollo de software móvil.

Actualmente, desde que regresó a Belatrix hace varios años, está a cargo de dirigir y construir las operaciones de Belatrix en Silicon Valley junto con su esposo, Pablo Lecea.

Alex: Silvana, muchas gracias por compartir tus pensamientos aquí. Primero, ¿por qué decidiste estudiar ingeniería de software?

Silvana:

Fui una buena estudiante en la escuela primaria y también estaba interesada en las asignaturas STEM. Desde muy temprana edad, supe que quería ser madre y profesional, y me preocupaba no poder lograr ambas metas. En la década de los noventa, a medida que Internet iba emergiendo, el trabajo a distancia se convirtió el tema de atención popular. Me di cuenta de que esta era mi oportunidad de lograr ambos objetivos, así que decidí estudiar ingeniería de software. Aunque, para ser sincera, en ese momento no sabía exactamente qué implicaba la carrera, me pareció realmente genial.

Comencé mi carrera profesional en 1998.

¿Cómo es un día típico para ti?

Normalmente me levanto a las 7 am y desayuno con mi familia. Llevo a mis hijos a la escuela y me preparo para el día. Algunos días voy a la oficina de Silicon Valley y converso con colegas en Argentina, Perú o Colombia sobre nuevas oportunidades de negocios. También tengo conversaciones nerd con mi esposo mientras compartimos un mate argentino. Otros días tengo reuniones con clientes potenciales y actuales en el área de la bahía.

Trabajo a tiempo parcial en la oficina, así que tengo que ser muy productiva. Busco a mis hijos de la escuela y hago cosas con ellos por la tarde.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Hay algo que no te gusta?

¡Esta respuesta será larga! Realmente disfruto mi trabajo.

Primero, me encanta estudiar. Este trabajo me permite estar al tanto de las últimas tendencias tecnológicas y algunas veces escribir sobre ellas. Realmente me gusta poder hablar inglés y mejorar mis habilidades de comunicación.

Además, tengo un gran grado de control y libertad dentro de mi trabajo. Trabajo a tiempo parcial en un horario flexible, tanto dentro como fuera de la oficina. Me siento orgullosa y agradecida de haber podido alcanzar ese nivel de confianza y trabajo duro para mantenerlo. Además, tengo la oportunidad de viajar y conocer a muchas personas. Siempre está cambiando, evolucionando y el desafío me mantiene comprometida y entusiasmada.

No me gusta la cantidad de esfuerzo que invierto en acomodar las actividades laborales y personales en mi calendario. A veces es agotador.

¿Cómo es trabajar en una industria dominada por hombres? ¿Has enfrentado algún desafío en particular?

Tuve la suerte de crecer en una familia que no inculcó restricciones y sesgos específicos de género.

En los primeros días de la universidad, me di cuenta de que el porcentaje de inscripción de mujeres en la ingeniería de software era alrededor del 20%. Más tarde, aunque la proporción en mi clase aumentó, el estereotipo era que las mujeres debían ser analistas y los hombres, codificadores. Yo era parte de un grupo de mujeres que eran muy buenas en codificación, y la gente nos miraba con asombro. A veces necesitaba trabajar más duro para demostrar mis habilidades y superar los prejuicios.

Aunque hoy en día ya no me dedico a la codificación, mis habilidades de programación establecieron la base de mi posición actual.

¿Crees que Belatrix o la industria tecnológica podría hacer más para alentar a que más mujeres se dediquen a la industria tecnológica? ¿Tienes algún consejo para las aspirantes a desarrolladoras?

Es refrescante encontrar empresas como Belatrix que estén seriamente comprometidas con ofrecer igualdad de oportunidades a hombres y mujeres, pero hay mucho trabajo por hacer, y no solo en la industria tecnológica.

Uno de los factores clave del empoderamiento de la mujer en la economía es la mejora del acceso a servicios públicos de buena calidad. Este es un aspecto del que deben ocuparse las familias. Puedes consultar la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, que sugiere que el trabajo de cuidado debe considerarse como parte del PBI del país, ya que es esencial para el funcionamiento de los hogares y las economías, pero también es menos valorado.

Mientras tanto, iniciativas como esta, para mostrar los perfiles de las mujeres en la tecnología, ayudan a cambiar las expectativas sobre cómo debería ser un programador de computadoras o una persona que trabaja en tecnología. Las personas tecnológicas incluyen no solo hombres intelectuales que trabajan en la oscuridad, sino también madres que amamantan a sus bebés y que codifican con una sola mano, desarrollando excelentes productos. También recomiendo utilizar la tecnología existente para lograr un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal.

Una de las recomendaciones que tengo para las mujeres jóvenes al momento de elegir una carrera es que le den una oportunidad a las carreras tecnológicas. Busquen personas inspiradoras que encuentran maneras de utilizar la tecnología para mejorar el mundo: personas como Komal Ahmad, quien creó una aplicación que ha ayudado a alimentar a cientos de miles de personas sin hogar, mientras evita el desperdicio de alimentos.

También sugeriría no subestimar su potencial. Como dijo la autora y activista Alice Walker, “la forma más común en que las personas renuncian a su poder es pensando que no tienen ninguno”.

¡Muchas gracias, Silvana, por compartir tus pensamientos!

Belatrix se encuentra actualmente reclutando personal. Entérate de nuestras oportunidades laborales aquí.

Contenido relacionado

Mujeres exitosas en tecnología: Julieta Barrionuevo

Mujeres exitosas en tecnología: Rossana García

Mujeres exitosas en tecnología: Yosit Sánchez

Mujeres exitosas en tecnología: Bárbara Lipinski

 

Share

Related posts

See also

Services

Software development

Software testing

Consultancy & innovation

User experience

Industries

Fintech

Media & entertainment

Healthcare

All industries

Insights

Blog

Whitepapers

Webinars

Videos

Why Belatrix?

International presence

Nearshore advantages

Project governance

Agile expertise

Flexible engagement models

Our talent development