Insights >Blog

El concepto de vejez cambió ¿Qué significa para la industria del fitness?

Alejandra Rodriguez


August 9th, 2019

“Nuestra concepción de lo que consideramos ‘viejo’ ha cambiado a lo largo del tiempo, y necesariamente va a seguir cambiando en el futuro ya que la gente está viviendo más y de manera más saludable. En mi opinión, hoy en día, alguien de 60 años es una persona de mediana edad. Hace 200 años, una persona de 60 hubiera sido considerada un anciano.”

Sergei Scherbov, Director Adjunto del IIASA World Population Program

¿Qué significa envejecer? Nuestra percepción de lo que significa ser “viejo” está cambiando. En la actualidad, la gente tiene una expectativa de vida más larga. Además, los individuos están adoptando hábitos más saludables gracias al avance de la cultura del fitness y el bienestar.

Sin embargo, los adultos mayores, incluso aquellos que quieren llevar un estilo de vida activo e independiente, no se ven representados en una industria cuyas experiencias fitness están principalmente dirigidas a los Millennials y a la Generación Z.

¿Cómo debería responder la industria de la salud y el fitness a este fenómeno? A pesar de que es cierto que el fitness es diferente para una persona de 60 años y para una de 20, es importante evitar el estigma en relación a cómo deberían verse los equipos, los wearables y las aplicaciones de fitness cuando están dirigidas a personas mayores. La denominada “edad de oro” no es un período de declive, sino se trata de un momento en el cual la mayoría de las personas finalmente tienen tiempo de sobra para alcanzar todos sus objetivos. Este video de Disrupting Aging demuestra que los adultos mayores de 50, 60, e incluso 70 años puede ser igual o más capaces físicamente que los Millennials.

Entonces, ¿cómo usan las generaciones mayores la tecnología y cómo puede la industria del fitness crear estrategias para ofrecerles experiencias de alta calidad?

¿Por qué es importante que la industria del fitness se dirija a los adultos mayores? La demografía está cambiando

Tal como destacamos en nuestro whitepaper “Bienestar holístico: la tendencia que está revolucionando el mundo fitness”, se espera que haya un aumento sin precedentes en el número de adultos mayores a nivel mundial. En 2020, el número de personas mayores de 60 años en el mundo va a superar los mil millones y, para 2050, la población de adultos mayores será mayor a la de niños de 14 años por primera vez en la historia.

Según Sarah Harper, directora del Oxford Institute of Population Ageing, en 1950, la población europea estaba representada en forma de pirámide: el número de recién nacidos duplicaba el número de personas mayores. En cambio, para el año 2050, no habrá una pirámide, sino más bien lo que Harper llama un rascacielos, en el cual el número de adultos mayores va a superar al número de recién nacidos: aumentará la longevidad y disminuirá la tasa de natalidad.

La industria del fitness tiene mucho trabajo por hacer para abordar a este sector en crecimiento. Sin embargo, la mayoría, si no todas las experiencias fitness, involucran tecnología, y las personas mayores interactúan con ésta de manera diferente a las nuevas generaciones.

¿Qué hay detrás de la relación entre los adultos mayores y la tecnología?
A pesar de que los Millennials y la Generación Z son quienes suelen usar Internet, las aplicaciones móviles y los wearables como parte de sus vidas diarias, también existen adultos mayores que hacen un gran uso de la tecnología. Sin embargo, esto depende de una variedad de factores, como sus estructuras cognitivas, su estatus socioeconómico, y su educación.

Diferentes estructuras cerebrales

Mark Prensky, escritor estadounidense, acuñó los conceptos de “nativo digital” e “inmigrante digital” en el año 2001. Según Prensky, los nativos digitales son las personas que nacieron con la tecnología y crecieron teniendo una interacción constante con internet y las interfaces digitales.

Como resultado, estas personas han estado expuestas a una gran variedad de información. Por eso, han desarrollado una estructura cognitiva paralela, es decir, son capaces de comprender varios fragmentos de información al mismo tiempo. Por ejemplo, los nativos digitales tienen más posibilidades de entender cómo funciona una aplicación móvil sin necesidad de que se les den instrucciones.

En cambio, los inmigrantes digitales son personas que han adoptado la tecnología en un estadío más avanzado de sus vidas. Esto significa que estuvieron expuestos a información visual diferente como, por ejemplo, la televisión o la radio. Como consecuencia, es más factible que sigan un enfoque “paso a paso”. Su estructura cognitiva es secuencial, es decir que puede ser más difícil para ellos interactuar con interfaces digitales y dispositivos interconectados.

¿El escepticismo está ganando? Actitudes en relación a la adopción de la tecnología

Algunos miembros de la población de adultos mayores aún se niegan a adoptar la tecnología, ya sea porque no confían en las plataformas online o porque piensan que no tienen la capacidad suficiente para interactuar con dispositivos digitales. Otros, sin embargo, ven al uso de la tecnología como una ventaja. Analicemos algunos números.

Un estudio realizado por el Pew Research Center analizó la opinión de los mayores que no usan internet en relación a esta afirmación: “Las personas sin acceso a internet se encuentran en amplia desventaja debido a toda la información que se están perdiendo.” El 49% de los encuestados estuvo de acuerdo con la afirmación, mientras que el 35% dijo que no se sentía en desventaja por no acceder a internet.

Según algunos estudios y focus groups realizados con 31 residentes de comunidades de retiro en los Estados Unidos, la frustración tiene un rol central en la actitud de los adultos mayores con respecto a la tecnología: suelen sentirse ansiosos cuando manipulan dispositivos y tienden a creer que no tienen las habilidades necesarias para hacerlo. El estudio también arrojó que el 81% de los participantes se mostraron preocupados por cuestiones de seguridad y de privacidad, que son otros de los factores que refuerzan su reticencia a usar tecnología, más que nada cuando se trata de realizar transacciones en línea y a través de servicios de online banking.

Este informe de Age UK analiza la opinión de las personas mayores con respecto a los servicios bancarios. Su investigación muestra que muchos adultos mayores prefieren realizar sus operaciones en el banco porque “les gusta tratar con las personas cara a cara” o porque “no quieren hablar con una máquina”. Además, se muestran vacilantes a usar Internet banking e Internet commerce porque temen la posibilidad de ser víctimas de fraude, o dudan de sus habilidades o de la capacidad de internet de funcionar adecuadamente. En algunas de las zonas en las que viven adultos mayores, internet no es rápido ni confiable: “A veces, se corta en la mitad de la transacción y tienes que empezar de nuevo,” dijo uno de los participantes.

Los matices de la adopción de la tecnología

Más allá del porcentaje de gente mayor que se niega a navegar online y a usar dispositivos digitales, también existe una buena parte de los adultos mayores que entienden que la tecnología es esencial en sus vidas. De los adultos mayores que han adoptado el uso de la tecnología digital, el 71% accede a internet casi todos los días, y el 11% lo hace aproximadamente cuatro veces a la semana. Además, el 94% de los usuarios de internet de edad avanzada está de acuerdo con que, gracias a internet, hoy le es posible acceder a información de manera mucho más sencilla que en el pasado.

Estos números dependen en gran medida de la educación. El 87% de los adultos mayores que tienen un título terciario utilizan internet y el 76% tienen banda ancha en sus hogares. Por el contrario, sólo el 40% de los mayores que no han asistido a una institución educativa terciaria accede a internet y sólo el 27% tiene banda ancha en sus hogares. La tasa de adopción de la tecnología de los adultos mayores que accedieron a educación superior es casi igual a la tasa correspondiente a la población en general.

Sus ingresos también tienen un rol importante en la adopción de la tecnología. El 90% de los adultos mayores con ingresos de USD 75.000 o más por año suelen acceder a internet y el 82% tiene banda ancha en sus hogares. Entre los mayores que ganan menos de USD 30.000 por año, el 39% usa internet y el 25% tiene banda ancha en su hogar.

Desafío UX: cómo diseñar wearables, apps e interfaces de fitness para los adultos mayores

Acabamos de analizar la infinidad de elementos que influyen en la relación entre los mayores y la tecnología. Teniendo en cuenta todos esos factores, ¿cuáles son las pautas que los diseñadores deben tener en cuenta a la hora de diseñar interfaces o dispositivos de fitness para las personas mayores?

  • Hay que diseñar sin estereotipos. Las personas mayores quieren tener control sobre sus vidas sin ser subestimados. Como consecuencia, los diseñadores deben crear experiencias que estén dirigidas a sus necesidades y que reconozcan sus fortalezas.
  • Los diseños deben ser simples de usar y fáciles de configurar. Como regla general, esta generación no está familiarizada con la tecnología como otras generaciones. El 77% de los adultos mayores dice que necesita ayuda de terceros en el proceso de configuración de un nuevo dispositivo, mientras que sólo el 18% se siente cómodo manipulando tecnología por sí solos. Es por eso que las interfaces y los productos deben ser simples de usar e intuitivos.

También puede ser útil tener en cuenta que las convenciones digitales que son obvias para los jóvenes pueden ser completamente desconocidas para los mayores. Por ejemplo, los Millennials saben que hacer clic en el logo de una página web te lleva a la página principal. Puede que los adultos mayores no conozcan esta regla digital.

  • Los dispositivos deben ser cómodos. Mientras que gran parte de los dispositivos diseñados para la gente joven sólo monitorean la actividad física mientras éstos se ejercitan, los dispositivos para los adultos mayores también suelen incluir un monitoreo de la actividad física durante el día y la noche para controlar ciertas enfermedades o brindar asistencia en el caso de un accidente. Como consecuencia, estos dispositivos deben ser cómodos, para así potenciar las actividades diarias de los mayores en vez de causar distracciones.
  • Informativo, conciso y visualmente amigable. Más allá de que algunos mayores se encuentran en buena condición física, muchos de ellos tienen problemas de salud que dificultan su interacción con la tecnología. Por ejemplo, la pérdida de la visión afecta a 37 millones de estadounidenses mayores de 50 años y a un cuarto de la población de mayores de 80 años. Además, la degeneración macular es una de las causas principales de discapacidad visual entre las diferentes comunidades de Estados Unidos. Como consecuencia, las interfaces deben ofrecer información concisa y fácil de interpretar con tipografías y gráficos agradables.

¿Qué podemos encontrar en el mercado?

A pesar de que existen muchas variables y criterios diferentes que hay que tener en cuenta a la hora de hacer alusión a los objetivos de fitness y salud de los adultos mayores, el mercado ofrece una amplia variedad de dispositivos para ellos. Hemos elaborado una lista con los que consideramos los más innovadores:

  • Zapatillas E-vone: Las zapatillas E-vone fueron lanzadas en el Consumer Electronics Show (CES) en 2018, y están equipadas con un sistema de detección de caídas. Tienen múltiples sensores (acelerómetro, sistema de presión y giroscopio) que les permiten detectar la pérdida de verticalidad y los movimientos abruptos. Las zapatillas vibran para confirmar efectivamente la caída. Si no hay respuesta alguna por parte de la persona que las lleva puestas, las zapatillas activan una alarma para solicitar asistencia a través de coordenadas GPS.

Las zapatillas E-vone les dan independencia a los adultos mayores y, a su vez, los mantienen a salvo. Nadie está exento de la posibilidad de caerse. Estas zapatillas son útiles no sólo para los mayores sino también para los atletas, o incluso para la gente que trabaja en el sector de la construcción, quienes pueden correr el riesgo de caerse.

“E-vone. Las zapatillas conectadas que adoran a los mayores libres”
Fuente: http://www.e-vone.com/home-lookbook/

  • Pulsera Vivofit de Garmin. La característica más atractiva de esta pulsera es probablemente su batería de larga duración: el dispositivo puede mantenerse encendido durante un año. Luego de una hora de inactividad, la pulsera muestra una barra roja, la cual aumenta cada 15 minutos si la persona continúa inactiva. Cuando el usuario se pone de pie o da una pequeña caminata, la barra desaparece y se resetea. Además, es resistente al agua, para así prevenir daños accidentales. Registra las calorías que el usuario quema en el día y recolecta información sobre su ciclo de sueño para luego usarla para mejorarlo con el tiempo. Está diseñada para ser cómoda tanto durante el día como la noche.

¿Contras? Es difícil de usar cuando no hay condiciones óptimas de iluminación porque la pantalla no cuenta con luz de fondo. Además, no tiene modo vibración, por lo que no es la mejor opción para aquellos que prefieren dispositivos que vibren cuando suena una alarma o notificación.

Fuente: https://www.amazon.com/Garmin-v%C3%ADvofit-Fitness-Band-Black/dp/B00HFPOXM4

  • Apple Watch Series 4. Este smartwatch ofrece una gran pantalla y un parlante un 50% más fuerte, un sistema GPS, sensores eléctricos de caídas y una función SOS de emergencia que muestra la información médica del usuario para que los doctores lo asistan.

Monitorea la frecuencia cardíaca a lo lardo del día y detecta arritmias cuando los usuarios no reconocen los síntomas. La aplicación iPhone Health almacena de manera fácil y segura la información del usuario y ofrece una variedad de otras aplicaciones para ayudar a los usuarios a ser más saludables física y mentalmente.
Apple Watch Series 4 es una de las mejores opciones no sólo para ayudar a que los mayores tengan un estilo de vida activo e independiente, sino también para ayudar a atletas jóvenes o gente normal que quiere adoptar hábitos saludables.


Fuente: https://www.amazon.com/Apple-Watch-GPS-40mm-Space-Aluminium/dp/B07HDGH3PV

La moraleja

El concepto de envejecer está cambiando. Hoy en día, la gente tiene una mayor expectativa de vida y está adoptando hábitos que les permiten mantener un estilo de vida activo e independiente cuando alcanzan los 60 o 70 años.

La población de adultos mayores continúa creciendo. A pesar de que la industria del fitness está tomando nota de este fenómeno, apelar a este segmento de la sociedad en la era digital es un desafío. Los diseñadores UX y la industria del fitness, en general, deberán crear experiencias que sean simples, confortables y que estén dirigidas a la mentalidad y la condición física de las generaciones mayores.

Share

Related posts

See also

Services

Software development

Software testing

Consultancy & innovation

User experience

Industries

Fintech

Media & entertainment

Healthcare

All industries

Insights

Blog

Whitepapers

Webinars

Videos

Why Belatrix?

International presence

Nearshore advantages

Project governance

Agile expertise

Flexible engagement models

Our talent development